Inicio Vía Orgánica

Alza de Precios Sume en el Hambre a 133 Millones de Personas en el Mundo en 2007: EU

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos atribuyó el incremento al encarecimiento de los alimentos y el petróleo.

Washington. El encarecimiento de los alimentos y el petróleo durante el 2007 sumió a 133 millones de personas en las filas de gente que pasa hambre en el mundo, de acuerdo al Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés).

Las cifras hicieron que el USDA estime ahora que en los próximos 10 años aumentará la cantidad de personas con hambre a nivel mundial.

En un informe anual titulado "Evaluación de Seguridad Alimentaria", la USDA dijo que el número de personas que "carecen de seguridad alimentaria" en 70 países en desarrollo aumentó a 982 millones en el 2007 contra 849 millones en el año anterior.

La cantidad de personas con dificultades para obtener alimentos aumentaría a mil 200 millones para el 2017, advirtió la USDA, revocando un pronóstico del año pasado que presagiaba que el número de personas con hambre caería en los próximos 10 años en todas las regiones, excepto en el África subsahariana.

La USDA define inseguridad alimentaria como la dificultad para adquirir suficientes alimentos para el hogar a lo largo del año.

"Durante la próxima década, el aletargamiento en el crecimiento económico se combinará con el alza de los alimentos y el combustible, contribuyendo a un continuo deterioro en la seguridad alimentaria global", dijo la USDA.

"Esto tendrá un particular impacto negativo sobre los países en desarrollo, que ya son los que más carecen de seguridad alimentaria -aquellos en el África subsahariana" tales como Etiopía, Eritrea, Sudan y Mozambique, indicó el informe.

Los precios del trigo, del maíz, de la soja y del arroz han subido a niveles récord en los últimos meses, en medio de malas cosechas y una creciente demanda para biocombustibles.

El incremento de los precios de los alimentos alrededor del mundo llevó al acaparamiento y a desmanes en algunos países.

Las naciones pobres son especialmente susceptibles a los incrementos de los precios de los alimentos debido a que los costos de los comestibles representan mucho más del total de los gastos de los hogares.

La USDA dijo que la compra de alimentos puede representar en algunos países más de la mitad del presupuesto familiar.

La USDA dijo que la ayuda alimentaria mundial está también bajo presión. Durante 2004-2006, las reservas cayeron a alrededor de 7.4 millones de toneladas, una baja de un 25 por ciento.

El alza en los precios de los alimentos y los costos del transporte han llevado a Estados Unidos, el mayor donante de alimentos del mundo, a recortar los envíos en casi un 50 por ciento durante los últimos cinco años.