Inicio Vía Orgánica

Consumo de Orgánicos Para Todos

De manera general, los alimentos orgánicos son concebidos como productos de consumo exclusivo para los segmentos medio alto y alto de la población mexicana, debido a su poder adquisitivo, el cual les permite pagar la diferencia de precio que existe entre un producto orgánico y uno convencional. Ante esta concepción, productores de diferentes estados de la República se asociaron para impulsar la producción de hortalizas orgánicas con el deseo de extender su consumo a la mayor parte de la gente. Sara Antonio Ocampo Nuestra idea es enseñar a consumir alimentos saludables, libres de pesticidas y fertilizantes químicos, pues eso afecta directamente a nuestra salud y calidad de vida; queremos bajar ese ideal a la mayor parte de los consumidores haciendo que los productos orgánicos sean  accesibles; lo que implica para nosotros doblar la producción, comentó en entrevista para Imagen Agropecuaria, Ramiro Mares Gil, administrador general de la empresa Sol de Tierra.

Esta empresa, conformada por ocho productores de jitomate orgánico de los estados de Querétaro, Jalisco y Michoacán, reúne un total aproximado de nueve hectáreas de invernadero donde obtienen 10 toneladas por hectárea de jitomate orgánico cada semana. Las variedades que produce son: jitomate bola y saladette, pero pronto cultivará el jitomate pera.

Dicha agrupación -que se integró hace dos años- tiene su matriz en el Valle de Chavinda, Michoacán, donde destinan media hectárea de las cuatro que tiene en esa región, para la producción de jitomate; ya que su finalidad no es sólo producir éste cultivo, sino extenderse hacia otras hortalizas orgánicas como lo harán próximamente con el chile jalapeño.

El jitomate que producen tiene la  certificación orgánica, por lo que comercializan en grandes cadenas de autoservicio a nivel nacional y exportan a través de un comercializador a McAllen, Estados Unidos. Sus productos se pueden encontrar en presentaciones de  clam Shell (biodegradables) de cuatro piezas o agranel en cajas de cartón (sin químicos) donde se acomodan los jitomates por color y tamaño.

Además, la empresa cuenta con un proyecto que consiste en deshidratar el jitomate de segunda y tercera calidad, con la finalidad de "ofrecer a los consumidores primera calidad, así sea venta en central de abastos o de exportación", señaló Mares Gil. Dicho jitomate es empacado y puesto a la venta para su uso dentro de la cocina gourmet.

Por otra parte, esta empresa dedicada al cultivo orgánico de hortalizas frescas, también desarrolla -desde hace un año- variedades de jitomates con altos porcentajes de Licopeno, (anticancerígeno y anticorrosivo) de las cuales ya ha obtenido algunos resultados, pero aún siguen en investigación y mejoramiento para poder lanzarlas a la venta posteriormente.