Inicio Vía Orgánica

Chile Aumentó en 18 Veces Sus Cultivos Orgánicos en Casi Una Década

Alrededor de 60 mil millones de dólares es la cifra que se transa actualmente en el mercado internacional por concepto de productos orgánicos frescos y procesados. Tal es el auge que tiene esta industria que sólo en nuestro país se ha aumentado en 18 veces la superficie de hectáreas certificadas como orgánicas en apenas 8 años, auge que proyecta buenas ganancias a este sector por cuanto las proyecciones más optimistas hablan de un mercado que moverá un valor total de ventas del orden de los US$ 100 mil millones en el año 2010.

Para potenciar la producción en cultivos orgánicos, el Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP) y la Agrupación de Agricultura Orgánica de Chile (AAOCH) firmaron un convenio de cooperación técnica que buscar incorporar de manera más intensiva a los pequeños productores agrícolas a este tipo de prácticas agrícolas. Chile posee ventajas comparativas en relación a sus competidores, básicamente en materia de diversidad de cultivos y por el estatus fitosanitario que posee el país. Además, Chile cuenta con un cuerpo legal específico que asegura y certifica oficialmente el manejo de los productos orgánicos para facilitar su inserción en los mercados internacionales.

Se estima que existen más de 51 millones de hectáreas certificadas como orgánicas en el mundo, de las cuales 31 millones de ha corresponden a superficies cultivadas y 19,7 millones de hectáreas a zonas de recolección silvestre.

En Chile, en ocho años, la superficie total certificada como orgánica pasó de 2.678 hectáreas a más de 48.000 hectáreas, donde el mayor incremento se lo llevó la recolección silvestre.

Para Hernán Rojas, director Nacional de INDAP, la agricultura orgánica y los más de 700 pequeños productores que se desempeñan en este rubro, tienen enormes posibilidades de negocio "y la forma de lograr éxito en el mercado internacional es generar productos que cuenten con un componente de calidad, diferenciación y asociatividad". Durante la firma de este convenio, Rojas destacó las opciones que en este rubro hay para el encadenamiento productivo, "paso fundamental para agrupar y relacionar a productores y exportadores; el rol que jugamos como institución de fomento productivo es relevante para desarrollar las habilidades técnicas y asociativas de los productores".

En nuestro país la producción orgánica está constituida a pequeña y mediana escala, razón por la cual la agricultura familiar campesina juega un rol primordial en este ámbito, según José Antonio Benavente, presidente de los agricultores orgánicos.

El dirigente de la Agrupación de Agricultura Orgánica, explicó que con esta alianza con INDAP se busca coordinar el desarrollo de proyectos económicos en la agricultura orgánica y promover la investigación para lograr una producción sustentable y de esta manera ingresar de forma competitiva al mercado externo que cada vez demanda en mayor cantidad productos agrícolas orgánicos.