Inicio Vía Orgánica

Abonos Orgánicos de Lombriz

La producción e incorporación de abono orgánico a suelos agrícolas de México se convierte en una necesidad imperiosa, por lo que la Uach desarrollo una tecnología para obtenerlo a partir de la lombriz roja californiana.

Gerardo Noriega Altamirano*

Sergio Cruz Hernández*

 Juan Vidal Bello*

En la sociedad contemporánea ocurre un aumento en el precio de los alimentos, donde las proyecciones indican que los precios seguirán en aumento durante los próximos años, ello obliga a impulsar medidas de seguridad emergentes. Este encarecimiento está asociado al mercado de los combustibles fósiles; el encarecimiento de los combustibles trae consigo un incremento en los costos de producción de los productos agrícolas, donde destacan los fertilizantes químicos, que durante 2008 manifiestan incrementos superiores al 100 por ciento.

De los nutrimentos, que una planta requiere para su crecimiento y desarrollo, la mayoría los toma del suelo, donde la oferta que ofrece el suelo para la producción vegetal depende de la existencia de reservas en el suelo, destacando el Nitrógeno quien depende de la materia orgánica contenida en el suelo. En nuestro país los niveles de materia orgánica en el suelo dominantemente califican como bajos.

La materia orgánica en el suelo proviene de las raíces, residuos de las plantas y organismos vivos o muertos del suelo. Es una fracción activa e importante del suelo, químicamente es la fuente de casi todo el Nitrógeno, de 5 a 60 por ciento de Fósforo, hasta 80 por ciento de Azufre y gran parte del Boro y Molibdeno.

El humus ejerce una acción favorable, sobre: (1) la estructura del suelo, agrega las partículas en conglomerados de tamaño medio, lo cual permite una buena circulación de agua, aire y la penetración de raíces en el suelo; (2) aumenta la capacidad de retención del agua; (3) aporta elementos minerales como Nitrógeno, Fósforo y Potasio; (4) aumenta la capacidad de intercambio catiónico del suelo al unirse con arcilla para formar el complejo arcillo-húmico; forma complejos fosfo-húmicos, manteniendo el Fósforo en estado asimilable para las plantas, aún en presencia de caliza y de hierro libre; (5) es fuente de gas carbónico, que contribuye a solubilizar algunos minerales  del suelo, con lo que facilita su absorción por la plantas.

Leer Nota Completa: http://imagenagropecuaria.com/articulos.php?id_sec=24&id_art=601&id_ejemplar=1