Inicio Vía Orgánica

Nanotecnología: la Agencia Sanitaria Francesa Mantiene el Principio de Precaución

Pese a las voces de alarma, las empresas, para incrementar sus ingresos, continúan apostando irresponsablemente a la nanotecnología. Ahora la advertencia proviene de la Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria del Mediombiente y del Trabajo (AFSSET)

Los nanomateriales son sustancias "peligrosas" para las cuales debe aplicarse plenamente el "principio de precaución", afirmó la AFSSET el pasado 10 de octubre.

Luego de la publicación de un primer informe en el año 2006, los responsables de la AFSSET (ministerios de Trabajo, de Salud y de Medioambiente) encomendaron a ésta estudiar los efectos de dichas sustancias sobre la salud de los trabajadores y trabajadoras expuestos a las mismas en un ámbito industrial o de investigación.

 Los nanomateriales están compuestos por estructuras, donde al menos una de sus dimensiones varía entre 1 y 100 nanómetros (1 nanómetro = 1 millonésima parte de un milímetro), lo que les confiere propiedades particulares. En los últimos años han sido objeto de un gran desarrollo en varias áreas, con una fabricación a nivel induotrial cercana a los 800 productos.

 Pero los nanomateriales tienen sus riesgos. Al dispersarse por "aerosolización", pueden ser absorbidas por inhalación, ingestión o penetración cutánea.

 Sus efectos no están totalmente probados pero podrían causar, según los mencionados estudios, inflamaciones a nivel del corazón, de los pulmones o de los riñones, fibrosis pulmonares e incluso provocar efectos tóxicos sobre los genes, con "potenciales efectos cancerígenos".

 Indudablemente, es difícil medir la exposición al no existir suficientes aparatos destinado a tales efectos, como así también conocer la toxicidad de los efectos por falta de estudios al respecto. Por otra parte, los 180 industriales que fabrican nanomateriales se han mostrado muy reticentes a brindar a AFSSET los datos que disponen, puesto que sólo el 19 por ciento respondió a la encuesta llevada a cabo con la finalidad de redactar el informe.

 Los científicos de la AFSSET solicitan "dar prioridad al principio de precaución", tanto en lo relacionado con la manipulación como con el transporte, reduciendo los riesgos a un nivel mínimo "cuando es imposible eliminarlo".

Preconizan la reducción de la duración de la exposición, medidas de protección colectiva reforzadas por protecciones individuales e información a los asalariados/as. Sugieren el confinamiento de los nanopolvos (nanomateriales en forma de polvo) en sistemas cerrados, para impedir la dispersión de la fuente y el contacto con el operador.

En el ambiente profesional, la AFSSET estima en 7.000 el número de personas potencialmente expuestas a los nanomateriales en los laboratorios franceses y en más de 3.200 el número de trabajadores/as de la producción industrial que estarían en contacto con esas partículas. Un tercer informe de la AFSSET sobre los riesgos para el consumidor debería darse a conocer dentro de un año.