Inicio Vía Orgánica

Instrumentarán Programa Para Proteger el Maíz de Transgénicos en DF

Señala la secretaria de Medio Ambiente capitalina, Martha Delgado, que es necesario proteger las tres mil hectáreas que se cultivan, principalmente para autoconsumo

Con la finalidad de proteger el maíz nativo del Distrito Federal, la Secretaría de Medio Ambiente instrumentará un programa para fomentar y mejorar la producción de este grano en el suelo de conservación de la Ciudad de México.

Ante el riesgo de la existencia de maíz transgénico en la capital del país, Martha Delgado, titular de esta dependencia, señaló que es necesario proteger las tres mil hectáreas que se cultivan, principalmente para autoconsumo de la población rural, en coordinación con la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) se iniciarán trabajos de investigación y monitoreo del maíz de la región para asegurar su integridad genética y evitar la introducción de transgéneros en el maíz nativo.

De acuerdo con un estudio elaborado por la UACM en el 2004, se identificaron sembradíos de maíz transgénico en las delegaciones Milpa Alta y Magdalena Contreras.

Por esta razón y como parte del cumplimiento a la Ley de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados, el gobierno capitalino iniciará trabajos en las delegaciones con vocación rural encaminados a la capacitación de los pobladores en técnicas de conservación y mejoramiento de su maíz.

En el Distrito Federal existen cuatro razas de maíz con aproximadamente 40 variedades, las cuales "no han sido estudiadas ni protegidas debidamente".

La funcionaria destacó la importancia histórica y cultural de este grano en la vida de los capitalinos por lo que señaló necesaria su protección.

Con la firma de un convenio de colaboración entre ambas dependencias la Secretaría de Medio Ambiente se comprometió a invertir un millón de pesos que permitan la conservación, uso y bioseguridad del maíz por medio de agricultura ecológica.

Con estas acciones el gobierno capitalino pretende en un futuro ampliar los mecanismos a otros cultivos para evitar los transgénicos en la Ciudad de México.