Inicio Vía Orgánica

¡Felipe Calderón, Protege el Centro de Origen del Maíz!

DF, México - Con dos mantas de 3 metros por 1.20 con el mensaje "Fuera maíz transgénico del centro de origen", activistas de Greenpeace llegaron hasta la entrada principal de Los Pinos, donde demandaron a la Consejería Jurídica de la Presidencia que frene la publicación de la modificación del Reglamento de la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados

La inminente publicación en el Diario Oficial de la Federación del reglamento de la Ley de Bioseguridad sin la inclusión de un verdadero régimen especial para la protección del maíz va a truncar cualquier esfuerzo para contener la contaminación transgénica de dicho grano, alertó hoy la organización ambientalista Greenpeace.

Con dos mantas de 3 por 1.20 centímetros con el mensaje "Fuera maíz transgénico del centro de origen", activistas de Greenpeace llegaron hasta la entrada principal de Los Pinos, donde demandaron a la Consejería Jurídica de la Presidencia que frene la publicación de la modificación del Reglamento de la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados (LBOGM) en la cual se pretende incluir de manera minimizada la protección del maíz.

"La nueva propuesta hecha por Sagarpa de manera totalmente ilegal y que ahora se encuentra aquí, en Los Pinos, no incluye ninguna salvaguarda que proteja efectivamente a este grano. Por el contrario, allana el camino para que las corporaciones agrobiotecnológicas Monsanto, Pioneer y Dow Agrosciences, inicien las siembras experimentales a pesar del riesgo que representan para el maíz mexicano", declaró Aleira Lara, coordinadora de la campaña de agricultura sustentable y transgénicos de Greenpeace.

La publicación de este artificio legaloide en el Diario Oficial de la Federación estaría sentando un pésimo precedente de violación a la Ley por parte del propio gobierno. El procedimiento es ilegal pues se intenta reformar un Reglamento sin pasar por un proceso de consulta, como lo determina el Artículo 69-J de la Ley Federal de Procedimiento Administrativo y desoyendo las propuestas que más seis mil personas hicieron para que el maíz se protegiera de forma efectiva.

"Además de las irregularidades jurídicas, este régimen echa por la borda las limitadas oportunidades que tienen las autoridades de confinar la contaminación en los lugares donde se ha encontrado para así evitar que siga difundiéndose por todo el campo mexicano. Lo peor que pueden hacer las autoridades ante la contaminación transgénica es dar la situación por pérdida, incontrolable y legalizar lo ilegal. Lo que el gobierno debe hacer es esclarecer las fuentes de contaminación, fincar responsabilidades de las empresas dueñas del maíz responsable de la contaminación y cerrar las fronteras al maíz transgénico  y semillas contaminadas. Llamamos al presidente Felipe Calderón y a la Consejería Jurídica a anteponer los intereses comunes de todos los mexicanos y no ceder frente a las presiones de las corporaciones, tal y como lo hizo el secretario Alberto Cárdenas", añadió Lara.

México es centro de origen y diversidad genética del maíz. Nuestro país cuenta con 59 razas y cerca de 200 variedades de maíz, lo cual permite que en nuestro país se cultive este importante grano en diversas condiciones agronómicas y a cualquier altura, lo que convierte al maíz en parte fundamental de nuestra soberanía alimentaria.

Numerosos estudios han mostrado que el potencial de flujo de genes entre plantas transgénicas y convencionales en la naturaleza es totalmente posible, irreversible y constituye una amenaza peligrosa para la biodiversidad, especialmente en los centros de origen de cultivos, como lo es México para el maíz ya que podemos perder las plantas de las que se generaron el resto de los maíces que se utilizan en todo el mundo.

"Pedimos urgentemente una cita con la Consejería Jurídica de la Presidencia para explicarle, con bases científicas, la necesidad de proteger efectivamente a todo México como centro de origen y diversidad de una especie que es estratégica para el mundo. Hay que tener en cuenta que si se relaja la protección del maíz éste puede ser contaminado con líneas transgénicas diseñadas para producir fármacos o productos industriales. La mejor forma de evitar que el alimento se contamine es prohibiendo la siembra e importación de maíz transgénico a México e impulsando la conservación y producción de maíz nativo (criollo)", concluyó Lara.

Al finalizar la pacífica demostración, los integrantes de Greenpeace entregaron una carta en Los Pinos con la petición de una cita y la demanda de que bajo ninguna circunstancia se apruebe este ilegal nuevo reglamento.

Antecedente

La responsabilidad original de la Sagarpa era incorporar más de 7 mil participaciones ciudadanas al proyecto de "Régimen de Protección Especial de Maíz". La mayoría de esas participaciones exigían la prohibición total de siembra de maíz transgénico en México, dado que es el centro de origen de ese grano. En vez de cumplir su responsabilidad, la Sagarpa lo que hizo fue eliminar el Régimen de Maíz y meter apenas 8 artículos sobre maíz al reglamento de la Ley de Bioseguridad. Esto viola el procedimiento establecido por la Ley Federal de Procedimiento Administrativo en su Capítulo Tercero, de la Manifestación de Impacto Regulatorio.