Inicio Vía Orgánica

Mayas tsotsiles piden su ayuda para defender el maíz

  • Foro Nacional por la Defensa del Maíz Mexicano
    Cuidad de México, enero 2002
    Por Oventik Aguascalientes II
    Escuelas para Chiapas, 2003
    Derecho al Fuente
;

Somos personas hechas de maíz y de barro, somos indígenas sotsiles. Hoy nos llaman tsotsiles, es por que nuestro nombre verdadero se a transformado en la punta de la lengua de los invasores. Somos indígenas desde que nuestra Madre Tierra nos parió y lo seguiremos siendo hasta que la misma Madre Tierra nos trague. Venimos representando a una escuela autónoma tsotsil, ubicada en Oventik Aguascalientes II, municipio San Andrés Sakamch'en de los pobres de al región de Los Altos de Chiapas.

En una escuela que nace de nuestra lucha del pueblo indígena y no indígena, en la cual sembramos nuestra lucha por la educación alternativa y emancipadora de la humanidad, porque un pueblo que no conoce su historia, su cultura es un pueblo muerto; es una escuela donde no tiene cabida la distinción de personas, es decir hombre o mujer, grande o pequeño, blanco o moreno, anciano o anciana; valemos todos y todas valemos. Es escuela de ustedes aquí presentes, de México, del mundo; escuela de los que hoy hablan mal de ella, de los que hoy la desprecian; luchamos por una educación diferente donde buscamos un bien comun, donde la perspectiva de cada luchador no sea individual.

Nos hemos enterado de que las empresas agroquímicas han patentizado nuestro maíz natural para que luego compremos puro maíz transgénico; nosotros sabemos las graves consecuencias que trae este tipo de maíz que están creando, que afecta a nuestra cultura, porque para nosotros los indígenas el maíz es sagrado y si estas industrias agroquímicas tratan de desaparecer [monopolizar] nuestro maíz es como querer desaparecer parte de nuestra cultura que nos heredaron nuestros antepasados mayas. Nosotros sabemos que el maíz es nuestro alimento principal y cotidiano, es base de nuestra cultura, sabemos que nuestro primeros padres y madres Tepeu y Gukumatz nos crearon de ixim (maíz) y por eso nos llamamos hombres y mujeres de maíz.

Por eso nuestros abuelos, abuelas no sembraban maíz como les daba la gana. Cuando hacían sus milpas ayunaban tres días antes de mok en nuestro calendario maya, porque el día en que empieza mok es cuando nuestros abuelos indígenas campesinos entregaban sus trabajos, sus corazones, pidiéndole protección a nuestro dios creador para que sus trabajos tuvieran éxitos, en los días de ayuno sólo comían tres tortillas como a las tres de la tarde y que tienen el tamaño de una moneda y tomaban pozo y la masa que le ponían era del tamaño de una canica, le pedían a dios para que no se enojaran.

Quiero que lo entiendan muy bien, para nosotros los indígenas en nuestra cosmovisión el maíz es muy sagrado y forma parte de nuestra cultura, pero ahora todo mundo sabe que no están ratificados en el Congreso de la Unión los Derechos y Cultura Indígena Mexicanos y lo que ellos ratificaron es la libertad de los empresas nacionales y transnacionales, principalmente de EEUU, favoreciendo el Plan Puebla Panamá que ahora está dando como primer paso el entrometer las semillas transgénicas para luego llevar a cabo el monocultivo [ y monopolio de semillas por abusando ley patente ]. Este Plan Puebla Panamá es tan sólo para el beneficio de ellos.

Para prevenir todo esto se necesita la resistencia de los mexicanos como la estamos haciendo en Chiapas y la unidad o el vínculo de las organizaciones no gubernamentates y acuerdense que nadie se libera solo.

Escuelas para Chiapas
(Schools for Chiapas)
1631 Dale Street
San Diego, CA 92102 EEUU
www.schoolsforchiapas.org
www.escuelasparachiapas.org

;