Inicio Vía Orgánica

Invertirán Monsanto y BASF dos mil mdd en biotecnología agrícola

  • Invertirán Monsanto y BASF dos mil mdd en biotecnología agrícola
    Por NOTIMEX
    Vanguardia, April 10, 2007
    Derecho al Fuente

Las empresas Monsanto y BASF invertirán dos mil millones de dólares para investigar, desarrollar y comercializar biotecnología agrícola enfocada a lograr cultivos de alta productividad y tolerantes a la sequía.

El director general de Monsanto Latinoamérica Norte, Jesús Madrazo Yris, precisó que estos recursos están previstos en el acuerdo firmado con la industria alemana para elevar la productividad y tolerancia al estrés del maíz, la soya, el algodón y la canola.

En entrevista para Notimex, indicó que los primeros productos podrán ser comercializados en la primera mitad de la próxima década, a través de la plataforma comercial que tienen ambas empresas en todo el mundo.

Bajo esta colaboración, detalló, Monsanto aportará su capacidad para mejorar semillas y biotecnología, y BASF contribuirá con herramientas de investigación y desarrollo para generar tecnología y bancos de datos.

La ayuda de BASF nos permitirá desarrollar nuestros programas de investigación para poner más rápido en el mercado nuevos productos de alta calidad y tener menos errores en nuestros proyectos exploratorios, subrayó.

Madrazo Yris refirió que actualmente México requiere de una producción anual de 31 millones de toneladas de maíz y para satisfacerla importa 33 por ciento. Es necesario aumentar los cultivos de esta semilla, expuso.

Planteó además que el nacimiento de fuentes de energía alterna, como el etanol, demandará anualmente 270 toneladas de maíz extras, por lo que son indispensables nuevas siembras con semilla mejorada para satisfacer las necesidades de producción.

Con la aplicación de biotecnología y el uso de métodos tecnológicos avanzados se podrá en un principio aumentar en 18 por ciento el rendimiento actual, aseguró.

No obstante, lamentó que la ausencia de políticas gubernamentales en México frenen el uso de la biotecnología, provocando que los agricultores no tengan opciones de nuevos cultivos por las condiciones ambientales en diversas zonas del país.

Jesús Madrazo reiteró que mientras no exista el marco regulatorio y no se aplique la biotecnología, la brecha entre oferta y demanda crecerá cada año.

Sobre el convenio firmado con BASF, el directivo afirmó que permitirá desarrollar cultivos más productivos y tolerantes a condiciones ambientales adversas como la sequía.

Aunque aclaró que cada empresa mantendrá sus propios programas de investigación y descubrimiento de nuevas tecnologías, dijo que Monsanto y BASF compartirán en igual porcentaje los gastos de los proyectos seleccionados hasta que el producto llegue al mercado.

Respecto a las ganancias que se obtengan, agregó que Monsanto recibirá 60 por ciento y BASF el 40 por ciento restante, debido a que será a través de los canales de la primera como se comercializarán los productos.