Inicio Vía Orgánica

Amplia Coalición Internacional Lanza un Llamado Urgente para Vigilar la Nanotecnología

Más de cuarenta organizaciones sociales de todo el mundo  publicaron a finales de julio Principios Fundamentales para la Vigilancia de la Nanotecnología y los Nanomateriales, mencionando los enormes riesgos de esta tecnología para el público, los trabajadores y el ambiente.

(Publicado en inglés el 31 de julio de 2007)

WASHINGTON, DC - Con la publicación conjunta de los Principios para la Vigilancia de la Nanotecnología y los Nanomateriales, una amplia coalición internacional de organizaciones de consumidores, defensores de la salud pública, el medio ambiente, trabajadores y organizaciones de la sociedad civil, distribuidas en los seis continentes, convocaron a una fuerte y amplia vigilancia de esta nueva tecnología y sus productos.

La manufactura de productos que usan nanotecnología -una poderosa plataforma para manipular la materia a nivel de los átomos y las moléculas con el fin de alterar sus propiedades- se ha extendido en los años recientes. Cientos de productos que incorporan nanomateriales se encuentran ya en el mercado, a disposición del consumidor, incluyendo cosméticos, bloqueadores solares, implementos deportivos, indumentaria, electrónica y productos para bebés y para infantes así como alimentos y envolturas. Pero la evidencia indica que los actuales nanomateriales pueden amenazar fuertemente a la salud, la seguridad y el ambiente. Además, los retos éticos que presentan las tecnologías de nanoescala aún tienen que ser discutidos.  Como lo explica Chee Yoke Ling de Third World Network, "Los materiales diseñados en nanoescala pueden presentar propiedades fundamentalmente diferentes -incluyendo toxicidad con efectos desconocidos. La experimentación actual nos pone en alerta roja, requiere acciones precautorias y estudios más profundos." Agregó que "como hay cientos de productos en el mercado que contienen nanomateriales, el público, los trabajadores y el ambiente están siendo expuestos a esos materiales no etiquetados, y en la mayoría de los casos, no probados para inocuidad."

George Kimbrell, del International Center for Technology Assessment, continuó:  "Puesto que actualmente no hay vigilancia gubernamental y no hay exigencia para etiquetar los productos que contienen nanomateriales en ninguna parte del mundo, nadie sabe cuándo se está exponiendo a los riesgos de la nanotecnología y nadie está monitoreando los posibles daños a la salud o a la naturaleza. Por eso consideramos que son urgentes acciones de monitoreo basadas en nuestros principios."  

Este boom industrial está creando una fuerza de trabajo dedicada a la nanotecnología cada vez más grande, que se ha predicho alcanzará los dos millones para el año 2015. "Aunque los daños potenciales a la salud por la exposición a las nanopartículas diseñadas se han identificado claramente, no existen medidas obligatorias en los sitios de trabajo que regulen la exposición, no hay entrenamiento especial para los trabajadores, o nuevas medidas de control que deban instrumentarse", explicó Hill Kojola de la AFL-CIO. "Esta tecnología no debe salir apresuradamente al mercado hasta que se corrijan estas fallas y los trabajadores aseguren su bienestar."

"Los nanomateriales están liberándose en el ambiente durante la manufactura, uso y confinamiento de cientos de productos, aunque no tengamos cómo seguir la pista a los efectos de esta forma nueva y potente de contaminación", agregó Ian Illuminato de Amigos de la Tierra. "Para cuando el monitoreo corra al parejo que el comercio de nanomateriales, el daño ya estará hecho."

Ron Oswald, Secretario General del sindicato internacional de comercio IUF, enfatizó la importancia de defenderse contra la introducción masiva de nano productos en la cadena alimenticia global, señalando que "cientos de productos disponibles al consumidor, desde plaguicidas hasta aditivos para la comida e incluso materiales de empaque producidos con nanotecnologías ya están en los anaqueles o a un paso de venderse masivamente. Trabajadores, consumidores y el ambiente deben protegerse adecuadamente contra los múltiples riesgos que el desarrollo de esta tecnología presenta para el sistema alimentario global y para los hombres y mujeres que producen la comida y dependen de ello."

"Los fabricantes de estos materiales están obteniendo patentes con el argumento de que sus creaciones son nuevas y únicas, pero entonces la industria dice a la opinión pública que sus nano productos no necesitan regularse de manera especial porque utilizan los mismos materiales de siempre", señaló Kathy Jo Wetter del Grupo ETC, una organización de la sociedad civil internacional con sede en Ottawa, Canadá. "Esta contradicción beneficia a la industria, pero no debe sostenerse. Se requieren regulaciones y vigilancia específicas."

"Aunque los gobiernos en todo el mundo gastaron más de 6 mil millones de dólares en investigación y desarrollo el año pasado, el gasto en investigación de los riesgos y efectos sociales es una porción nanométrica de ese dinero", dijo Rick Worthington del Loka Institute, una organización que promueve la participación pública en todas las cuestiones relacionadas con la ciencia y la tecnología. "Hemos visto el resultado de algunos 'milagros tecnológicos' no  supervisados, como la intoxicación de comunidades enteras debido a químicos sintéticos. Parte de la investigación en nanotecnología relativa a los aspectos sociales y ambientales debe incluir la participación activa de las comunidades, cuyas reflexiones pueden ayudarnos a evitar problemas catastróficos ocurridos en el pasado."

La declaración de la coalición enfatiza ocho principios fundamentales necesarios para una vigilancia adecuada y efectiva del campo emergente de la nanotecnología.

 I. Fundamentos precautorios: son los fabricantes y distribuidores quienes deben tener la responsabilidad de demostrar la seguridad de sus productos. Si no hay una revisión independiente de la salud y la seguridad, entonces no debería haber aprobación de mercado.    

 II. Regulaciones específicas obligatorias: los nanomateriales deben clasificarse como nuevas sustancias y someterse a un monitoreo específico. Las iniciativas voluntarias para "autovigilancia" no son suficientes.

 III. Salud y seguridad para el público y los trabajadores: Debe establecerse la prevención de la exposición a los nanomateriales cuya inocuidad no se ha demostrado, con el fin de proteger al público y a los trabajadores.

 IV. Protección ambiental: Un ciclo completo de análisis ambientales debe realizarse antes de la comercialización de los nanomateriales o productos derivados de nanotecnologías.

 V. Transparencia: todos los productos fabricados con nanotecnología deben etiquetarse, la información sobre su inocuidad debe ser accesible al público.

 VI. Participación pública: Debe haber una participación abierta, significativa y total a nivel del público.

 VII. Inclusión de los impactos de largo alcance: los efectos de largo alcance de la nanotecnología, incluyendo impactos éticos y sociales, deben considerarse.

VIII. Responsabilidad del fabricante: las industrias que producen con nanotecnologías deben tener responsabilidad legal por daños ocasionados por sus productos.

"Estamos llamando a todos los organismos gubernamentales, elaboradores de políticas, industrias, organizaciones y otros actores relevantes a que respalden estos principios y tomen acciones para establecerlos", dijo Beth Burrows del Edmonds Institute, una organización de interés público dedicada a la educación para el ambiente, la tecnología y los derechos de propiedad intelectual. "En la medida en que emergen nuevas tecnologías necesitamos asegurar que los nuevos materiales y sus aplicaciones son benignos y comienzan a contribuir a un mundo más saludable y más justo. Dados nuestros errores pasados con las 'tecnologías maravillosas', como los plaguicidas, los asbestos y los materiales que destruyen el ozono, la rápida comercialización de los nanomateriales sin realizarles pruebas exhaustivas o vigilarlos es alarmante. No sorprende que el público del siglo 21 esté demandando mayor responsabilidad."

El documento completo se encuentra en numerosos sitios electrónicos de organizaciones que están reuniendo apoyo para la adopción de estos principios, como www.icta.org. Las diversas organizaciones pueden sumar su apoyo enviando un correo a gkimbrell@icta.org.  Descargue el texto completo en PDF, por ahora únicamente en inglés.

Las organizaciones que ya se sumaron a esta iniciativa son:
Acción Ecológica (Ecuador)
African Centre for Biosafety
American Federation of Labor and Congress of Industrial Organizations (U.S.)
Bakery, Confectionery, Tobacco Workers and Grain Millers International Union
Beyond Pesticides (U.S.)
Biological Farmers of Australia
Canadian Environmental Law Association
Center for Biological Diversity (U.S.)
Center for Community Action and Environmental Justice (U.S.)
Center for Food Safety (U.S.)
Center for Environmental Health (U.S.)
Center for Genetics and Society (U.S.)
Center for the Study of Responsive Law (U.S.)
Clean Production Action (Canada)
Ecological Club Eremurus (Russia)
EcoNexus (United Kingdom)
Edmonds Institute (U.S.)
Environmental Research Foundation (U.S.)
Essential Action (U.S.)
ETC Group (Canada)
Forum for Biotechnology and Food Security (India)
Friends of the Earth Australia
Friends of the Earth Europe
Friends of the Earth United States
GeneEthics (Australia)
Greenpeace (U.S.)
Health and Environment Alliance (Belgium)
India Institute for Critical Action-Centre in Movement Institute for Agriculture  and Trade Policy (U.S.)
Institute for Sustainable Development (Ethiopia)
International Center for Technology Assessment (U.S.)
International Society of Doctors for the Environment (Austria)
International Trade Union Confederation
International Union of Food, Agricultural, Hotel, Restaurant, Catering, Tobacco and Allied Workers’ Associations
Loka Institute (U.S.)
National Toxics Network (Australia)
Public Employees for Environmental Responsibility (U.S.)
Science and Environmental Health Network (U.S.)
Silicon Valley Toxics Coalition (U.S.)
Tebtebba Foundation - Indigenous Peoples’ International Centre for Policy
Research and Education (Philippines)
The Soils Association (United Kingdom)
Third World Network (China)
United Steelworkers (U.S.)
Vivagora (France)