Inicio Vía Orgánica

Preciso, Que Indios Aporten Conocimientos Sobre Genética

Frente al intercambio de recursos genéticos provenientes de la biodiversidad, que regula la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés), agrupaciones demandaron que se establezca un proceso de consulta para que haya participación efectiva de los pueblos indios, los cuales aportarán sus conocimientos si se reconocen sus derechos.

La FAO informó que, actualmente, de 150 variedades de cultivos se alimenta la mayor parte de la población mundial, y sólo 12 de éstas proporcionan 80 por ciento de la energía que se requiere en la dieta. Arroz, trigo, maíz y papa representan casi 60 por ciento. Sostuvo que el sistema multilateral puesto en marcha proporciona a agricultores, científicos y mejoradores acceso gratuito a material genético de 64 productos -que representan 80 por ciento del consumo humano- y ayuda a distribuir los beneficios de su uso comercial.

La declaración de organizaciones de la sociedad civil presentes en la segunda reunión del órgano de gobierno del Tratado Internacional sobre Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura señala que se deben revisar las legislaciones que ponen trabas a los derechos campesinos, entre ellos sembrar, conservar, proteger, intercambiar y vender semillas. Los pueblos indios poseen conocimientos sobre los aportes y beneficios de la biodiversidad.

Por su parte, la FAO informó que el nuevo sistema multilateral busca el intercambio justo y equitativo de recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura; precisó que durante los pasados siete meses éste ha acelerado el comercio de material genético a más de 90 mil transferencias.

Dicho sistema es parte del Tratado Internacional sobre Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura, que entró en vigor en 2004 y ha sido ratificado por 115 países; México no lo ha hecho. En ese convenio, las naciones firmantes acordaron poner la diversidad genética y la información sobre los cultivos almacenados en sus bancos de genes a disposición de quienes cumplan los acuerdos normalizados de distribución de beneficios.

La FAO indicó en un comunicado que la biodiversidad agrícola, base de la producción de alimentos, "está experimentando una brusca disminución, debido a los efectos de la modernización, cambios en las dietas e incremento de la densidad poblacional". Se estima que alrededor de tres cuartas partes de todos las siembras se han extinguido en el último siglo, y que continúa esa "erosión genética".

Sostuvo: "ningún país es autosuficiente en diversidad de cultivos. Sólo compartiendo el material fitogenético entre diferentes regiones y países podremos explorar características aún desconocidas y el futuro potencial de los recursos". Indicó que el sistema multilateral es herramienta importante para la distribución de beneficios, pero reconoció que aún se deben hacer esfuerzos para el reparto de los beneficios derivados de su uso comercial.

Frente a ello, organizaciones que participaron en Roma en las negociaciones emitieron una declaración, en la cual señalaron que los campesinos no pueden aportar su "indispensable contribución a la conservación y la renovación de la biodiversidad sin el reconocimiento y el respeto de sus derechos a sembrar, conservar, proteger, intercambiar y vender sus semillas, así como de acceder libremente a los recursos genéticos. Las semillas producidas en el campo y sus intercambios informales están en la base de esa contribución, pero por desgracia están prohibidos en muchas naciones firmantes del tratado".

Así, afirma el texto, el convenio debe asistir a los estados en el establecimiento de una legislación conforme a esas garantías. "Solicitamos que sea creado, a nivel de tratado, un grupo de trabajo que se encargue de definir las directrices para la aplicación de normas conformes a los estados".

Las organizaciones dijeron que sin una decisión de los estados que permita asegurar el funcionamiento del pacto, éste debe ser suspendido, así como los intercambios de recursos genéticos que facilita. Entre las agrupaciones firmantes están la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, de Cuba; la Confédération Paysanne, de Francia; Vía Campesina; Grain, y el Grupo ETC.