Inicio Vía Orgánica

Alerta por Posible Riesgo para la Salud de la Nanotecnología

SAN FRANCISCO, EEUU (Reuters) - La nanotecnología es aclamada como la ciencia del futuro, con partículas microscópicas que ya permiten innovaciones que eliminan las arrugas del rostro, fortalecen las botellas de cerveza y limpian la ropa sin utilizar agua.

Pero los primeros estudios indican también que algunas de estas partículas, generadas a través de lo último en ingeniería, pueden causar cáncer.

"Debemos reconocer que habrá errores y habrá peligros," dijo el profesor Harry Kroto, quien ganó el Premio Nobel de Química en 1996 por su descubrimiento de una nanopartícula llamada Buckminsterfullereno.

"Por otro lado, hay una posibilidad de que el valor de la nanotecnología sea abrumador. Para mí, es la ciencia del siglo XXI," agregó Kroto.

La nanotecnología es la ciencia de crear y trabajar con materiales de alrededor de un nanómetro de ancho, o una billonésima parte de un metro. Un cabello humano mide unos 80.000 nanómetros de ancho.

Los científicos dicen que trabajar con estas partículas ofrece la promesa de construir máquinas en miniatura átomo a átomo, igual que cada cosa viviente comienza con una sola célula.

Algunos científicos ya utilizan nanotecnología para añadir pequeñas partículas de plata, un conocido antibacteriano, a cuchillas de afeitar, envases de comida y calcetines "antihongos."

Otros explotan propiedades poco comunes que aparecen a escala nano. En el laboratorio, por ejemplo, los átomos normales de carbono pueden convertirse en formas cilíndricas llamadas nanotubos, que son 100 veces más fuertes que el acero con sólo un sexto de su peso.

El problema es que estas partículas pueden ser dañinas para el cuerpo humano y los científicos reconocen que pasarán años antes de que comprendan completamente sus efectos.

Las nanopartículas son lo bastante pequeñas como para deslizarse desapercibidas dentro de la membrana de una célula, y lo bastante grandes como para transportar material extraño entre las hélices del ADN.

No hay estudios de salud a largo plazo sobre el tema, pero los investigadores han visto desarrollarse cáncer cerebral en peces que ingieren un pequeño número de nanopartículas de carbono, mientras que ratas que inhalaron nanotubos de carbono tuvieron luego problemas pulmonares semejantes a los causados por el amianto.

"No hay razón para pensar que todas estas cosas van a ser dañinas," dijo John Balbus, jefe científico de salud de Environmental Defense, un grupo dedicado a políticas públicas.

"Pero debemos ser prudentes debido a su capacidad de introducirse en el cuerpo y acceder a partes a las que no pueden llegar los productos químicos normales," concluyó Balbus.

En tanto, la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA) anunció en julio que los medicamentos, cosméticos y otros productos fabricados con nanotecnología no requieren normativas o etiquetados especiales, ya que considera que no hay evidencia científica de que implique algún riesgo importante.

© Reuters2007 All rights reserved.