Inicio Vía Orgánica

Pertenecen A MEDIAS Nopales y Tunas

  • NO EXISTE DERECHO ÚNICO DE EXPLOTACIÓN
    Por Verónica Martínez
    AGENCIA REFORMA, 13 de Diciembre de 2007
    Derecho al Fuente
CIUDAD DE MÉXICO.- México es el origen del cultivo del nopal y la tuna, pero como no ha registrado ninguna mejora genética a estos productos, no cuenta con el derecho único de explotación en el mundo, afi rmó Enriqueta Molina, directora del Servicio Nacional de Inspección y Certifi cación de Semillas (SNICS).

Los nopales de diferentes tamaños y colores, así como las tunas de grandes semillas y de diversas tonalidades, son variedades criollas y únicas de México, pero si otra nación hace mejoras en este cultivo, también tendrán los derechos, explicó Molina.

"Lo que sí pueden hacer otros países, como hoy lo hace Israel, es que a las tunas le crearon una mejora genética para que el fruto no tenga semillas y ahí sí, Israel tiene los derechos sobre esa tuna en especial. México no puede reclamar, porque esas mejoras en la tuna o el nopal no se hicieron aquí, y ése es nuestro talón de aquiles", reconoció la directora.

Molina explicó que aunque México es el centro de origen de las tunas y nopales, otros países pueden sembrarlas o tener derechos sobre estos cultivos, siempre y cuando estos productos tengan mejoras genéticas.

Sin inversiones Hasta el momento México no tiene el derecho de ninguna semilla de nopal o maíz con mejoras genéticas, como sí lo tiene Israel.

13 de Diciembre de 2007

"El punto es que México no ha invertido en tecnología", dijo.

Desde 2000, la cadena productiva del nopal y la tuna, con el apoyo del SNICS, inició el registro de todas las variedades criollas y hasta el momento se tienen 30, de las cuales ningún otro país puede ostentar que los derechos son de ellos.

Hace un mes, la Confederación Nacional Campesina denunció que los chinos estaban tramitando la patente del nopal y la tuna mexicanas, lo cual es legal si tiene alguna mejora