Inicio Vía Orgánica

Avanza el "Magma Gris" de la Nanotecnología

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

Están introduciendo una variedad de frankenalimentos a la dieta humana y a los cosméticos con consecuencias potencialmente desastrosas, dijeron anoche los expertos. Académicos, grupos de consumidores y responsables gubernamentales advierten que la llegada de la nanotecnología amenaza con peligrosos cambios del cuerpo y el entorno.

Las partículas que utiliza son tan pequeñas - 80.000 veces más delgadas que un cabello humano - que pueden pasar a través de membranas que protegen el cerebro o a los bebés en el vientre.

Los nano suplementos de salud, tales como antioxidantes, ya están en el mercado, mientras se espera que los primeros de cientos de nuevos alimentos lleguen en los próximos 12 meses.

Sin embargo, los productos están siendo introducidos sin ninguna regulación o evaluación independiente para asegurar que sean seguros - reflejando la controversia sobre el lanzamiento de los alimentos OGM hace diez años.

Algunos críticos han hablado de la amenaza de la creación de un "magma gris" de minúsculas partículas con propiedades dañinas ocultas.

El príncipe Carlos ha dicho que sería "sorprendente" si la tecnología "no causara trastornos similares" a la talidomida - la droga matutina que causó que niños nacieran con extremidades deformadas.

La profesora Vicki Stone, profesora de toxicología en la Universidad Napier en Edinburgo, está preocupada por efectos colaterales imprevistos.

"Sabemos muy poco sobre la capacidad de las nanopartículas de moverse por el cuerpo, de acumularse o ser excretadas, o de su potencial para causar efectos tóxicos en los órganos," dijo.

No obstante, los propugnadores de la nanotecnoogía tienen argumentos remarcables a favor de la tecnología. Por ejemplo, hay alimentos en desarrollo de los que se dice que pueden conjurar el proceso de envejecimiento.

A un nivel más trivial, sugieren que sería posible crear una bebida efervescente que cambia de sabor según cuantas veces se agita la lata.

El grupo de consumidores Which? está a punto de lanzar una campaña de nanotecnología argumentando que hay que consultar a los consumidores sobre los riesgos y beneficios antes de que sea demasiado tarde.

El departamento de alimentos y agricultura Defra ha publicado un informe independiente que admite que existen serias brechas en los datos de seguridad.

Advierte: "Podría haber implicaciones muy significativos para las empresas y para la comunidad en general si no se identifican los riesgos potenciales y son controlados antes de que pueda tener lugar algún daño para el entorno o para la salud humana."

El informe - "Caracterizando los riesgos posados por las nanopartículas modificadas" - declara que faltan dineros para la investigación.

Dice que la ausencia resultante de información básica sobre las partículas significa que "será difícil o imposible desarrollar algún entendimiento general de la toxicología de las nanopartículas."

El informe agrega: "La transferencia a través de barreras biológicas - por ejemplo al cerebro o al feto - debería ser estudiada. La investigación sobre cuánto tiempo esas minúsculas partículas persisten en el cuerpo es una necesidad urgente."

Advierte que el trabajo sobre la evaluación de la toxicología humana está siendo obstaculizado por "profundas dificultades para obtener acceso a fondos relevantes para esos proyectos a largo plazo."

La investigación de Which? estableció que seis de diez personas (un 61%) nunca han oído hablar de la nanotecnología.

Sue Davies de Which? dijo: "Los beneficios que las nanotecnologías pueden ofrecer a los consumidores son verdaderamente excitantes.

"Pero antes de que el mercado sea inundado de productos, es crucial que el Gobierno encare la falta de entendimiento científico sobre cómo se comportan algunas nanopartículas."

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria realizó el año pasado una conferencia sobre el futuro de los alimentos.

El Dr. Donald Bruce, experto en alimentos y ética, dijo a los delegados que la llegada de los alimentos de nanotecnología tiene muchas similitudes con los productos OGM.

Corporaciones de EE.UU. intentaron introducir los OGM antes de que pudiera establecerse un régimen efectivo de seguridad.

"Una de las cosas que hay que preguntar es: "¿Necesitamos los beneficios reivindicados por los productores?" dijo. "También existe la noción subyacente de que estamos alterando la naturaleza."

El ministro del medio ambiente Phil Woolas admitió que existen brechas en el conocimiento, pero negó que el gobierno esté suministrando insuficiente dinero para la investigación.