Organic Consumers Association Logo
. Organic Consumers Association
Organic Consumers Association
.. Campaigning for Food Safety, Organic Agriculture, Fair Trade & Sustainability.
NoticiasDel Dia Events Campaigns Participate Noticias De Biodemocracia  Diversidad
NOTICIAS DEL DÍA

http://www.cronica.com.mx/nota.php?idc=230307

10/03/06

La comida orgánica aporta beneficios al planeta y a su salud

por María R. Linares

La comida orgánica no parece ser una moda pasajera. Se trata de un tipo de alimentación que protege la vida del planeta y la salud de los consumidores. En este sistema de nutrición, las frutas, legumbres y verduras orgánicas son cultivadas sin pesticidas y regadas con agua natural no tratada, es decir, no dañan de ninguna forma la tierra.

El ganado orgánico también recibe especial cuidado, goza del libre pastoreo.
En entrevistas anteriores con Crónica, la célebre chef Mónica Patiño, partidaria de la comida orgánica, explicó que a los animales no se les suministran hormonas para que crezcan más rápido, se les permite cumplir cierto tiempo de vida y después se les sacrifica de forma rápida para que no segreguen sustancias nocivas producto del dolor o el temor.

La comida orgánica va más allá de una posición ideológica frente al sacrificio de animales y el cultivo sin pesticidas “es un cambio en la conciencia de consumo para con tu cuerpo y para con el mundo”, aseguró Elena Aranda, cuya dieta se basa en productos orgánicos.

MÁS SALUDABLES. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Emory, Estados Unidos, los productos orgánicos protegen a los niños de los pesticidas. Además, les aportan más nutrientes, ya que las frutas y verduras actuales contienen menos que las producidas hace 60 años.

El equipo de la universidad estadunidense analizó las muestras de orina de niños cuyas edades iban de los 3 hasta los 11 años, cuya alimentación se basa en productos orgánicos, y encontró que no contenían malation y clorpirifos, pesticidas de uso común.

Sin embargo, luego de que esos niños volvieron a ingerir alimentos convencionales, los metabolitos rápidamente treparon a 263 partes por cada mil millones, según el estudio dado a conocer a finales del mes pasado.
Otro informe que data del 2001, de la Britain´s Soil Association, analizó 400 estudios de investigación nutricional y llegó a la conclusión de que los alimentos orgánicos contienen más minerales y vitaminas.

En tanto, una investigación estadunidense más, realizada por el Journal of Agricultural and Food Chemistry, arrojó que las frutas y vegetales orgánicos tuvieron niveles más altos de antioxidantes, los cuales sirven para prevenir el envejecimiento prematuro e incluso el cáncer.

Por los beneficios, vale la pena el gasto

“Son más caros, pero es algo lógico, pues son alimentos tratados de forma distinta; sin embargo, también son más benéficos para el cuerpo; yo suelo recomendarlos a las personas que padecen diabetes, porque hay una marca que tiene alimentos endulzados de manera natural y que no alteran los niveles de azúcar de mis pacientes”, sostiene el nutriólogo Jesús Díaz.

Elena Aranda, amante de la comida orgánica, explica que estos productos sí son más caros. “En ocasiones cuestan el doble que un producto normal”, ya que mientras un litro de leche oscila entre los 8 pesos con 50 centavos, un litro de leche de soya orgánico puede costar hasta 16 pesos.

O bien, una bolsa de pan, parecida al pan de caja normal, cuesta entre 20 y 25 pesos, mientras que el pan normal no supera los 18 pesos.
“El sabor de los productos sí es diferente, son más ricos; en el caso de la leche, ésta es más suave, y en el caso del pan, es más seco; contiene más fibra, saben diferentes pero saben muy bien”.

Algunas marcas de comida orgánica que usted puede encontrar en supermercados comunes son, Food for life, Food Live y Bio. La primera y la segunda cuentan con leche de soya, carnes, lácteos, hortalizas y vegetales, en tanto la tercera tiene una amplia variedad de galletas y productos manufacturados con amaranto orgánico.
Green Corne y El pan Papalotl también son opciones para comprar productos orgánicos, ya sea procesados en forma de algún platillo o bien en su estado natural.