Search OCA
Get Local!
Boletín Noticias de BioDemocracia · # 33 Mayo 2001

Este es el boletín electrónico de la Asociación de Consumidores Orgánicos, la Organic Consumers Association. Se envía alrededor de 10 veces al año, traducción de la Red de PermaculturaMéxico <aruiz@anet.apc.org>, ver al final

Boletín Noticias de BioDemocracia · # 33 Mayo 2001
Pleitos biotecnológicos: el debate se intensifica por Ronnie Cummins

CITAS DEL MES
LUCHAS BIOTECNOLÓGICAS
Arrogancia regulatoria
Granjeros amenazados
Estadísticas manipuladas
LO MÁS FUERTE QUE CAIGAN
Promoviendo el fatalismo
Asia y Pacífico
Latinoamérica
En Europa
Norteamérica
LA NATURALEZA SE DESQUITA, MÁS MALAS NOTICIAS PARA LA AGROBIOTECNOLOGÍA

CITAS DEL MES
"La esperanza de la industria es que, con el tiempo, el mercado esté tan inundado (de OGM, organismos modificados genéticamente,) que no haya nada que puedas hacer, más que rendirte" Don Westfall, vicepresidente de Promar International, consultores en alimentos e industria de la biotecnología de Washington.
Cita del 4 mayo 2001 en www. btinternet.com/-nlpwesswx .

"Nuestras investigaciones sobre la cosecha del 2000 nos llevan a creer que virtualmente todas las semillas de maíz de los Estados Unidos, están contaminadas al menos con trazas de material producto de ingeniería genética, aunque con frecuencia la cantidad es mayor. Incluso los lotes de alimentos orgánicos muestran trazas de variedades biotecnológicas". David Gould, Farm Verified Organic, certificador líder en los Estados Unidos.
4 mayo 01 www.cropchoice.com

"¿Por qué dejar que Ronnie Cummins y su banda pisoteen tu negocio? ¿Por qué no voltear hacia científicos y tecnólogos en alimentos válidos?" "El ataque de los activistas en Starbucks es un ejemplo del crimen organizado" dice un personaje de la industria de alimentos "eso se llama chantaje. Atacan un negocio y amenazan con hacerlo fracasar a cambio de un pagaré que genera fondos. Esto es ilegal". "Starbucks se rindió a los rufianes y ahora sufre del síndrome de responsabilidad social golpeada". Extractos de cartas que envió la industria biotecnológica a Starbuck.
Citado en el boletín de la industria del comercio PR, Relaciones Públicas Interactivas de Ragan. www.ragan.com 5 mayo 01.

LUCHAS BIOTECNOLÓGICAS La batalla global sobre los alimentos producto del uso de ingeniería genética, ha alcanzado un nuevo nivel de intensidad. Mientras que en Europa y Asia continúa la resistencia y en África y Latinoamérica el debate ha comenzado, en Norteamérica, el asunto de los alimentos genéticos ha dejado de ser un tema lejano para la mayoría de la gente y se ha convertido en un tema principal en los medios de comunicación. Sometidas a ataques provenientes de todos los frentes, frustradas por la oposición del creciente mercado global y de los activistas, las corporaciones de agrobiotecnología y la Casa Blanca han sido forzados a pasar a la ofensiva.

Arrogancia regulatoria. El 17 enero 2001, en los Estados Unidos, la Agencia de Fármacos y Alimentos, FDA, anunció una serie de propuestas de reglamentos muy controvertidas sobre los alimentos y cultivos producto de técnicas de ingeniería genética. Los reglamentos ignoran los sentimientos de angustia de los consumidores, no requieren pruebas de seguridad obligatorias antes de salir al mercado, ni etiquetado, ni obligan que las corporaciones de biotecnología asuman sus responsabilidades financieras por el daño a la salud pública y el daño al ambiente. Al 3 de mayo de este año, cerca ya del cierre del periodo obligatorio para recibir comentarios del público, la FDA había recibido más de 100,000 comentarios negativos de consumidores informados, (incluyendo cerca de 30,000 comentarios de la Asociación de Consumidores Orgánicos), pero gente de Washington anticipó que la administración de Bush va a ignorar esta avalancha de críticas públicas y va a continuar favoreciendo a la industria con la política de "no etiquetado ni pruebas de seguridad".

En una encuesta del Banco de Crédito de Beneficencia del 26 de marzo a los norteamericanos, destacó el rechazo público a la política de "cállate y come tus frankenfoods", el 75% sostuvo que desea que el etiquetado de todos los alimentos genéticamente alterados sea por mandato y el 58% dijo que no los compraría.

Barrera de contención de propaganda. Los medios de comunicación norteamericanos han dado a conocer un número sin precedente de historias y chapuzas sobre las maravillas de la "bioingeniería" y la obstinada arrogancia de quienes no aceptan la biotecnología. Incluso el Sistema de Radiodifusión Pública, PBS, la red de TV supuestamente más liberal de los Estados Unidos, sacó un programa especial de 2 horas el 24 de abril, llamado "Cosecha de Miedo" donde elogiaron las supuestas virtudes de los cultivos modificados genéticamente, GM, (menos plaguicidas, mejor nutrición), atacaron a los activistas y a los llamados grupos "eco-terroristas" por afirmar falsamente que los alimentos GM no son seguros. "Las compañías de alimentos han aprendido que los grupos que están en contra de la ingeniería genética no intentan debatir razonablemente sobre la biotecnología o ayudar a los consumidores en ese asunto" señaló Gene Grabowski de los Abarroteros y Productores de América. "Pareciera que su motivación es asustar a la gente".

Granjeros amenazados. Ahora Monsanto ha amenazado a miles de agricultores en todo Estados Unidos y Canadá por el "crimen" de guardar semillas o por tener "frankencultivos" en sus tierras sin pagar derechos. El 29 de marzo, en un caso controvertido que es probable que siente un precedente, el juez de una corte federal en Canadá, declaró culpable a Percy Schmeiser, un agricultor de 70 años de edad de la quinta generación, de cultivar en 1998 y sin pagar a Monsanto, canola transgénica resistente a plaguicidas en su granja cercana a Bruno, Saskatchewan, -canola es una mostaza. Schmeiser, probablemente tenga que pagar cientos de miles de dólares a favor de Monsanto, y sostiene que esas semillas salieron de sus propios campos que fueron contaminados por el polen de los cultivos modificados genéticamente de los campos vecinos. De acuerdo con un relato del Washington Post del 30 de abril, la Corte declaró culpable de daños a Schmeiser, aunque no haya sembrado canola GM de forma deliberada. Sin embargo, la victoria legal de Monsanto tiene un alto costo en términos del enojo que puede ocasionar en la mayoría de los agricultores y campesinos de todo el mundo, que no están utilizando semillas genéticamente modificadas. Un vocero de la Unión Nacional de Agricultores, que representa a 300,000 pequeños granjeros y rancheros de los Estados Unidos dijo al Washington Post "La organización ha seguido el caso de Schmeiser con aprehensión. Estamos sumamente interesados por la deuda que él adquiera, especialmente por la polinización cruzada de las plantas genéticamente modificadas."

La Unión Nacional de Granjeros, ha solicitado una moratoria a todos los cultivos GM en Canadá, donde dos terceras partes de los cultivos de canola son genéticamente modificados. Antes, Canadá exportaba a Europa $400 millones de dólares de canola al año. Ahora, ha perdido ese mercado por el rechazo de la Unión Europea a los cultivos GM. Los analistas advierten que pronto, Canadá puede perder sus mercados de canola en Japón y en Asia.

Estadísticas manipuladas. La primavera pasada, el Boletín de BioDemocracia reportó una investigación del Departamento de Agricultura de los EUA, USDA, que dice que la superficie sembrada con los cultivos GM más difundidos en Estados Unidos estaba declinando (la soya GM cayó del 57% de toda la soya cultivada en 1999 al 54% en el 2000; el maíz bajó de 25 a 19.5%). Previamente, Monsanto y el Departamento de Agricultura insistieron incluso que, en 1999, el 33% de la superficie cultivada de maíz norteamericano era GM, -lo que sugiere una disminución masiva en los cultivos de las variedades Bt y de las resistentes a plaguicidas en el año 2000. Pero aparentemente, después de escuchar decir a Monsanto, Aventis y Novartis (ahora Syngenta) que proyecciones como éstas son malas para su línea de fondo, recientemente el USDA volvió a elaborar los cálculos para el cultivo del maíz y ahora sostiene que constituyó el 25% de toda la superficie sembrada el año pasado y que será el 24% este año. El USDA también sostiene que los cultivos de soya se incrementarán en el 2001, aún cuando los mercados globales de exportación caigan. Antes de "tragarnos" las historias de los medios sobre el alza de la biotecnología, es importante tener en mente que los datos del gobierno o de la industria sobre la superficie sembrada con cultivos biotecnológicos son estimaciones, por tanto, estás sujetas a manipulación. Y ya dentro de la debacle del StarLink, que ha contaminado al 10% del maíz almacenado en los Estados Unidos, no se necesita un doctorado para entender que la figura proyectada de un 24% de maíz transgénico o frankenmaíz de total en áreas cultivadas de maíz, es ridícula. Sin duda, lo real será una caída al menos del 15%. El hecho que Monsanto haya suspendido la producción de jitomates transgénicos que fueron retirados del mercado comercial en 1996 y de las papas GM al principios de 2001, así como la caída de la superficie global sembrada con cultivos GM, hace más difícil la conciliación para lel Departamento de Agricutlura USDA y la industria.

De acuerdo con el grupo de interés público RAFI www.rafi.org la demanda global de semillas GM casi se mantuvo igual en el 2000 con un incremento de apenas el 8%, después de años de doblar y volver a doblar. Los analistas predicen que, al menos hasta el 2003, la demanda va a permanecer igual o va a disminuir. "Tal vez aún más significativo es que los cultivos GM más importantes en la cadena alimentaria - el trigo y arroz resistentes a plaguicidas- pueden nunca llegar al mercado por la oposición de los ciudadanos.

Otra gran mentira repetida ad nauseam por Monsanto desde 1995 -y afortunadamente "regurgitada" por los medios- es que su hormona bovina de crecimiento recombinante GM (HBC ahora prohibida en casi todos los países industrializados, menos en Estados Unidos) es inyectada diariamente al 30% de todas las vacas lecheras del país. Los granjeros lecheros y los analistas dijeron a este boletín BioDemocracia que el porcentaje real es el 10%. En 1998 Dow Jones reportó que Monsanto estaba ansiosa por vender la hormona HBC a cualquier compañía deseosa de tomarla. Sin embargo, no hubo compradores -lo que no sorprende , ya que la HBC se ha relacionado con un mayor riesgo de padecer cáncer, así como con el aumento de cantidades de pus, bacterias y residuos de antibióticos en la leche y en los productos lácteos derivados.

Promoviendo el fatalismo. En los últimos años los gigantes de los genes han sido forzados a cambiar sus estrategias mercantiles y regulatorias. Después de su fracaso total en el intento de convencer a un número significativo de consumidores y granjeros de todo el mundo, de que los alimentos y cultivos GM son seguros, o "substancialmente equivalentes" o de que tienen cualquier característica benéfica, la que sea, la industria ha adoptado una nueva actitud de línea dura. El nuevo y escalofriante mensaje, es básicamente, que la agricultura biotecnológica es inevitable, que los cultivos, ingredientes de alimentos, el polen GM así como su estela están en todas partes y que quienes etiqueten sus productos como No GM libres de modificación con procesos de ingeniería genética, mienten. Como sostuvo en el especial de la PBS "La Cosecha del Miedo" el anterior secretario de Agricultura, Dan Glickman, "No podremos frenar esta tecnología. La ciencia seguirá avanzando" 24 abril 01. O como admitió el 19 de marzo al reportero Knight Ridder el alto ejecutivo de Aventis, John Wichtrich: "la cadena alimenticia no podrá nunca deshacerse de la nueva especie de maíz (StarLink) desarrollada por la compañía con ingeniería genética". Y ya que la contaminación genética ocasionada por cientos de miles de acres sembrados con este maíz transgénico probablemente alergénico, permanecerá, Wichtrich y Aventis han hecho un llamado para "cambiar las regulaciones federales de manera que permitan cierto nivel del maíz GM, conocido como StarLink, en la comida humana". Con gestores importantes ocupando puestos prominentes en la administración de Bush, como Linda Fisher de Monsanto, muy posiblemente Aventis verá hecho realidad su deseo, (que se le consienta) "un límite permisible" de contaminación genética.

En un artículo en la primera plana del Wall Street Journal del 5 de abril, Scott Kilman y Patricia Callahan reportaron que muchas marcas estadounidenses importantes, de alimentos naturales, etiquetadas como "libres de GM" están contaminadas con cantidades significativas de ingredientes GM. El diario hizo pruebas a algunas de las marcas más vendidas, como Yves, Health Valley, Hain's, Clif Bar, Whole Foods, White Wave y Gerber y encontró que todas presentaban la contaminación con estos ingredientes. Como señaló Frank Palantoni, Director de Salud y Consumidores de las industrias en Norteamérica para Novartis, empresa madre de Gerber: "No creo que alguien en los Estados Unidos pueda garantizar cero (ingredientes genéticamente modificados GM)". Gerber, la mayor productora de alimentos para bebés de la nación, anunció en 1999 y bajo la presión de Greenpeace, que sus productos estaban libres de ingredientes GM.

LO MÁS FUERTE QUE CAIGAN. La actitud fanfarrona y amedrentadora de la industria agrobiotecnológica es, al menos en parte, un intento para maquillar el hecho de que están perdiendo sostén en todo el mundo, no sólo en el mercado y en el espacio real de la opinión pública, sino también en términos de la evidencia científica cada vez mayor de que los alimentos y cultivos GM son inseguros para la salud pública y el ambiente.

También en los frentes político y del mercado,
los intereses de la agrobiotecnología están golpeados

Asia y Pacífico. El 6 de abril 01, el gobierno de Tailandia emitió una prohibición para todos los cultivos GM. El 1° de mayo tuvo efecto una prohibición similar en Sri Lanka. El 19 de marzo marcharon un millón de personas en Nueva Delhi exigiendo, entre otras cosas, terminar con la Organización Mundial de Comercio y una prohibición para la ingeniería genética y las patentes sobre las formas de vida. En Japón y Corea del Sur los inspectores gubernamentales han continuado las pruebas con el StarLink y otras variedades no aprobadas de alimentos GM, mientras que los importadores están rápidamente dejando a los Estados Unidos y Canadá para dirigirse a Brasil, China y Australia para comprar maíz, soya y canola no modificados genéticamente. El 20 de abril, grupos de consumidores japoneses exigieron un alto a todas las importaciones de los Estados Unidos. En las Filipinas surgió un ríspido debate sobre las pruebas y exámenes en campo a las variedades de arroz y maíz. En Indonesia han brotado protestas contra el algodón GM. En Nueva Zelanda y Australia entrarán en efecto leyes obligatorias para el etiquetado de GM en julio, mientras que éstas ya han sido reforzadas en Japón y Corea. Las leyes para el etiquetado ya están en discusión en el Consejo Legislativo de Hong Kong, así como en Las Filipinas y Taiwán. Lo más significativo de todo fue el anuncio de que el gobierno de China prohibió el cultivo de arroz, maíz, soya y trigo GM, debido al temor de perder sus principales mercados de exportación. Antes de eso, Monsanto y la industria de la biotecnología habían tenido la esperanza que China pudiera ser la "tierra prometida" de la expansión de la biotecnología. A pesar de todo el barullo sobre lo bien que va la biotecnología, los mismos 3 países que la promueven más activamente, Estados Unidos, Canadá y Argentina, están produciendo todavía el 99% de todos los cultivos GM.

Latinoamérica. Se está desarrollando una creciente controversia sobre el hecho de que Cargill y otros exportadores estadounidenses han introducido ilegalmente maíz transgénico a México, a pesar de una supuesta prohibición de su gobierno para la importación de variedades de maíz GM. El 2 de marzo diversos grupos indígenas de todo México encabezados por los zapatistas, firmaron un documento exigiendo al gobierno mexicano que reconozca la autonomía y el control legal de las tierras y sus recursos a los 10 millones de indígenas de todo el país, incluyendo la prohibición de la bioprospección y la biopiratería a las compañías transnacionales de ingeniería genética. Con la esperanza de bloquear el camino para el etiquetado obligatorio en la legislatura Federal mexicana, el 4 de febrero la Oficina Americana de Agricultura y 20 otros grupos del ramo, enviaron una carta a los oficiales estadounidenses urgiéndolos a intervenir "al más alto nivel" para "evitar que esta legislación llegue a las leyes mexicanas". La carta instaba a los oficiales de Washington a aprovechar la "próxima visita a México" del Presidente Bush para presionar a los mexicanos. La oficina de agricultura y la industria de la biotecnología advirtieron que "las implicaciones (del etiquetado obligatorio) hacia los granjeros, comerciantes de granos, compañías de alimentos y proveedores de biotecnología serían enormes y amenazarían nuestras relaciones favorables con México, como aliado y como compañero comercial del Tratado de Libre Comercio". La carta también advertía que el etiquetado "no sólo confundiría y haría que los consumidores mexicanos se equivocaran respecto a la inseguridad de los alimentos biotecnológicos, sino que también crearían un precedente negativo para el Tratado de Libre Comercio".

Ciertamente la prohibición para sembrar soya GM sigue siendo efectiva en Brasil, lo que empuja considerablemente las exportaciones hacia Estados Unidos, Japón y otros países. Al mismo tiempo, la prensa Argentina ha informado que el país esta perdiendo mercados para exportación de maíz y soya, que los compradores acuden a Brasil. La superficie cultivada de maíz para este año en Brasil es mayor del 27%, en parte debido a la demanda de maíz no MG, o libre de GM. En Paraguay continua la prohibición para cultivos GM. Simultáneamente en otras naciones latinoamericanas, incluyendo Ecuador, Chile, Colombia y Perú ha surgido un debate preliminar y sigue creciendo. En África y Europa del Este también esta surgiendo un debate semejante.

* En Europa, confrontado con la alarma en el público sobre la seguridad alimentaria que sigue creciendo, el Parlamento Europeo está preparándose para implementar una resolución que impondrá severos reglamentos de etiquetado y el análisis de alimentos procesados con ingeniería genética. Las etiquetas se requerirán para cualquier alimento que contenga ingredientes modificados con ingeniería genética, aún cuando no sea posible detectar algunos OMG (organismos modificados genéticamente) a causa del procesamiento. De acuerdo a William Drozdiak del Washington Post , el 11 abril 01, estos nuevos reglamentos "pueden disparar una disputa mayor en el comercio con los Estados Unidos y representar un serio retroceso para la industria biotecnológica en expansión".

Los exportadores de granos y alimentos estadounidenses están preocupándose más cada vez sobre su aparente incapacidad de separar los alimentos con ingredientes GM de los que no los contienen, evidente en la continua contaminación de lotes de semillas y alimentos para exportación con variedades no aprobadas de maíz, soya o canola. Una vez que las leyes estrictas de etiquetado entren en vigor en los Estados Unidos, será casi imposible para los exportadores estadounidenses de alimentos vender productos contaminados con ingredientes de OGM en el mayor mercado mundial agrícola, Europa.

* Norteamérica. El 4 de mayo 2001, la poderosa asociación comercial estadounidense de Abarroteros, Grocery Manufacturers of America, hasta ahora gran promotora de los alimentos biotecnológicos, le dijo a la administración del presidente Bush que las nuevas variedades de alimentos procesados con ingeniería genética no deben prohibirse "a menos que haya una manera de realizar pruebas para ellos".. En un tono similar, la Asociación de Molineros Americanos, un grupo comercial que representa a los molineros de granos de la nación, dijo a los agricultores estadounidenses en abril que dejen de plantar variedades genéticamente modificadas GM, a menos que éstas sean aprobadas en los mercados internacionales de los EUA.
De acuerdo a una historia por Anthony Shadid del Boston Globe el 2 mayo, de las 16 variedades de canola hechas con bioingeniería, 14 están aprobadas en Canadá, 10 están prohibidas en Japón y 3 prohibidas en la Unión Europea. El caso del maíz, que en los Estados Unidos representa, $4.5 billones de dólares al año en exportaciones, es similar: de las 16 variedades permitidas en los EUA, sólo 10 han recibido aprobación en Japón y 4 en la Unión Europea.

Estas son algunas estadísticas recientes de exportación de maíz y soya reportadas el 19 marzo 01 por Al Krebs en el Agribussiness Examiner 109:

* El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, USDA, recientemente, redujo 2.25 millones de toneladas su pronóstico de exportaciones de maíz para este año, un analista privado dijo que se debe en gran parte al impacto de la contaminación de la cosecha por el StarLink, el maíz genéticamente modificado (Des Moines Register, 25 feb 01).

*Europa está comprando soya no modificada genéticamente. De 1995 al año 2000, Estados Unidos ha perdido 14.3 % de su mercado de exportación de frijoles de soya, mientras que el mercado del Brasil ha subido 10.7 % (USDA PS&D database).
*En la tercera semana de febrero, el total combinado acumulado de exportaciones de maíz de los Estados Unidos y su gran cifra de ventas al Japón, es de 1,625,000 toneladas menos que en este período el año pasado (USDA - FAS exportaciones de EUA, ventas a febrero de 2001).

* En noticias relacionadas, de acuerdo al periódico Wall Street Journal, los refinadores de azúcar de los EUA y compañías de alimentos como Hershey están diciendo a los agricultores que no siembren la semilla de betabel o remolacha que venden Monsanto y Aventis aunque la semilla haya sido absuelta (cleared by) por los reguladores para cultivos comerciales.

*El Consejo Canadiense de Trigo, el mayor distribuidor de trigo del mundo, reiteró el 3 de abril que desean que el gobierno de Canadá prohíba los cultivos de trigo GM, por miedo a perder mercados de exportación. En una disputa con Monsanto, quien está tratando frenéticamente de conseguir la aprobación para cultivar trigo GM en Norte América, el Consejo de Trigo dijo que dado que la industria actualmente no tiene la habilidad de separar adecuadamente granos GM y no - GM, el gobierno no debe permitir el cultivo de variedades transgénicas de trigo.

En una historia relacionada, en abril, los gestores de Monsanto derrumbaron una Iniciativa en la legislatura estatal de Dakota del Norte que hubiera impuesto una moratoria en trigo transgénico. La gestión agresiva de Monsanto enojó a muchos productores estadounidenses de trigo que temen perder sus ventas anuales de exportación a Europa y Japón de un billón de dólares. "Hubiéramos creado una volcadura de tren en nuestros propios mercados" dijo el administrador de la Comisión de Trigo de Dakota del Norte, Neil Fisher. "Las preocupaciones están creciendo en vez de disminuir. Hay productores, ciertamente, que claman por la tecnología, pero no nos podemos dar el lujo de perder el 40% de nuestros mercados" (Reuters, 29 abril 01).

*Maryland propuso una Iniciativa legal el día 12 de abril que prohibe la cría de pescado producto de ingeniería genética en estanques que se conectan con los cauces de agua del estado. La ley requiere que las granjas de pescados sean capaces de garantizar que los peces GM no pueden escapar de sus instalaciones. La ley es la primera en su tipo en los Estados Unidos.

*Monsanto sufrió otro duro golpe en Canadá el 26 de abril, fecha que fue obligada a retirar una cantidad masiva de semilla de canola procesada con ingeniería genética de la marca Quest, por estar contaminada con una variedad prohibida. El año pasado, los agricultores de Canadá plantaron 1.2 millones de acres de Quest. Las exportaciones totales de canola fueron $1.8 billones de dólares. Un oficial federal anónimo, describió el retiro de Monsanto como "un evento bastante significativo", -dijo, "esto tiene la habilidad de poner en riesgo las exportaciones de la cosecha canadiense de canola". La Coalición Canadiense de Salud comparó el retiro obligatorio a "un canario que se muere en una mina" y dijo que se destaca la falta de control sobre alimentos genéticamente modificados (The Edmonton Journal 25 mayo 01).

LA NATURALEZA SE DESQUITA, MÁS MALAS NOTICIAS PARA LA AGROBIOTECNOLOGÍA

El Dr. Charles Benbrook, notable experto en biotecnología del Centro de Ciencia y Políticas Ambientales del Noroeste, publicó el 2 de mayo un reporte explosivo sobre los frijoles de soya Roundup Ready, RR resistentes a herbicidas. El reporte, con base en recientes investigaciones universitarias y del Departamento de Agricultura de EUA, USDA, no sólo reafirma resultados de estudios previos, que la soya RR produce menos que los frijoles de soya convencionales (5 a 10% menor rendimiento) y que las hierbas se están volviendo resistentes al Roundup, sino también que los agricultores que cultivan la soya GM están usando considerablemente más herbicida que quienes siembran variedades no GM; www.biotech-info.net/troubledtimes.html.. Tal como apunta Benbrook, quienes cultivan soya RR, están usando en promedio 250 gm más herbicida por hectárea, (en este caso el Roundup de amplio espectro de Monsanto) lo que suma 10 millones de kg más de herbicidas tóxicos que se están asperjando este año en los campos estadounidenses de soya. "No puedes decir abiertamente que el sistema de Roundup reduce el uso de herbicida si usas la medida de gramos por hectárea dijo Benbrook (pounds per acre). (St. Louis Post Dispatch 3 mayo 01).

Aún más alarmantes para Monsanto son las observaciones de Benbrook que las plantas de soya RR, son más susceptibles a enfermedades, como al síndrome repentino de estrés, debido al daño a un mecanismo químico importante de las plantas. La Asociación Americana de Soya, ASA, atacó inmediatamente el reporte de Benbrook, lo calificó como "sembrando semillas de desconfianza" en un despacho nacional de prensa. De manera interesante, la ASA no tuvo nada digno de creer en su versión, en términos de alegar la tesis central de Benbrook, en lo referente a su menor rendimiento, a favorecer el desarrollo de resistencia en las hierbas, y al mayor uso de plaguicidas; más bien, se apoyó en el argumento bien gastado que los frijoles de soya RR deben ser maravillosos dado que tantos agricultores los están plantando. Por supuesto, la razón principal por la que los estadounidenses están plantando soya RR es ahorrar tiempo, ya que los agricultores generalmente reciben de ADM, de Cargill y de otros compradores a granel, menos dinero por saco que lo que cuesta producirlos; además hay un subsidio masivo de "apoyo al precio" que la USDA les da a los productores de soya. Toma menos tiempo asperjar varias veces el herbicida Roundup, que lo que toma asperjar otros 15 o más herbicidas diferentes que usan los que cultivan soya no genéticamente modificada.

Con el promedio de ingreso de una familia de agricultores de 88% derivado actualmente de empleos fuera de la granja, los productores de soya están buscando desesperadamente algo que les ahorre tiempo, que en este caso es soya transgénica. Pero como indica el reporte de Benbrook, aún este "beneficio" será de muy corta vida porque las hierbas desarrollan resistencia al Roundup y a la vez que las plantas resistentes a herbicidas se degeneran ellas mismas en términos de su desempeño y tolerancia a las enfermedades en el tiempo. "El Roundup tiene el tiempo contado" afirmó Benbrook.

Un despacho de prensa de la Universidad de Missouri en Columbia el 2 de mayo reportó que las tasas de germinación de la semilla de soya han "bajado drásticamente" este año, una reflexión que apunta a la disminución del desempeño en campo y a la susceptibilidad a las enfermedades de las plantas modificadas con ingeniería genética. El Roundup y otros productos de glifosato representaron $2.6 billones de las ventas de Monsanto el año pasado, que fueron $5.5 billones de dólares.

Más malas noticias para Monsanto La Corporación Australiana de Difusión reportó el 19 de abril que los insectos se están volviendo resistentes al algodón genéticamente modificado de Monsanto, el algodón Ingard. El Departamento de Agricultura de New South Wales ha estado monitoreando cultivos y ha descubierto un aumento notable en la sobrevivencia del gusano bellotero del algodón en esta temporada, indicando que los gusanos son menos susceptibles al algodón con el gen Bt (Bacillus Thuringiensis). Monsanto niega que haya un problema.

Los daños de las granjas biofarmacéuticas - el nuevo desastre del StarLink,. Un grupo de científicos canadienses advirtió en el Toronto Globe y en su boletín de mayo 2 que la dispersión y la contaminación genética proveniente de plantas transgénicas para producir fármacos o químicos industriales es un desastre apunto de suceder. En la carta firmada por los científicos Bert Christie, retirado de Agriculture Canada y director anterior de ciencia de la McMaster University, por Dennis McCalla de McGill University, por el profesor en ciencia animal Dick Beames, y por el Dr. Hugh Lehman, experto en ética agrícola en la Universidad de Guelph,- advierten que hay una "alta probabilidad" que un incidente de contaminación tipo StarLink pueda ocurrir debido a las pruebas en campo y al cultivo de variedades transgénicas para producir drogas farmacéuticas o compuestos químicos para las industrias. En otras palabras, una persona puede estar comiendo maíz o soya u otro alimento común y estar recibiendo una dosis poderosa de una vacuna o de una droga médica, o una dosis tóxica de un químico para la industria.

Los niveles de aflatoxinas en el maíz Bt en Texas. En 1999 investigadores en Corpus Christie se sorprendieron y alarmaron al encontrar que los niveles de aflatoxinas en el maíz Bt de Monsanto eran significativamente más altos que en las variedades no transgénicas. Las aflatoxinas, que son generadas por bacterias, aparecen en climas cálidos y húmedos en esporas de hongos en maíz o en otros granos y verduras. Es ilegal vender maíz u otros granos, que contengan niveles tóxicos de aflatoxinas, ya que son poderosos agentes que causan cáncer de hígado. Si los niveles de aflatoxinas en el maíz Bt de Texas estaban alcanzando niveles alarmantes, uno sólo puede imaginarse, qué está pasando con el maíz Bt en los ambientes mas tropicales y húmedos (Filipinas, Tailandia, América Latina) donde la industria biotecnológica está trabajando horas extras en convencer a los agricultores para sembrar maíz Bt.

### Traducción de las páginas 1 a 8 de BioDemocracy News #33 ### mayo de 2001
Organic Consumers Association 6101 Cliff Estate Road Little Marais, MN 55614 <www.organicconsumers.org > < info@ organicconsumers.org > 218-226-4164
<http ://listsrv.organicconsumers.org/mailman/listinfo/biodemocracy >

Traducción de Judith Meléndez Viana, Jose Luis Rosas y Ana Ruiz Díaz de
la Red de Permacultura México, que es miembro de la Pesticide Action Network of North America; judaschat@yahoo.com, libramex@yahoo.com, aruiz @laneta.apc.org
México DF 8 de junio 2001


Home | News | Organics | GE Food | Health | Environment | Food Safety | Fair Trade | Peace | Farm Issues | Politics
Forum | Español | Campaigns | Buying Guide | Press | Search | Volunteer | Donate | About Us | Contact Us | Email This Page

Organic Consumers Association - 6771 South Silver Hill Drive, Finland MN 55603
E-mail: Staff · Activist or Media Inquiries: 218-226-4164 · Fax: 218-353-7652
Please support our work. Send a tax-deductible donation to the OCA

Fair Use Notice: The material on this site is provided for educational and informational purposes. It may contain copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. It is being made available in an effort to advance the understanding of scientific, environmental, economic, social justice and human rights issues etc. It is believed that this constitutes a 'fair use' of any such copyrighted material as provided for in section 107 of the US Copyright Law. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, the material on this site is distributed without profit to those who have an interest in using the included information for research and educational purposes. If you wish to use copyrighted material from this site for purposes of your own that go beyond 'fair use', you must obtain permission from the copyright owner. The information on this site does not constitute legal or technical advice.
Please Support Our Sponsors!

Organic Valley

Organic
Valley

Dr. Bronner's Magic Soaps

Dr. Bronner's
Magic Soaps

Botani Organic

Botani
Organic

Aloha Bay

Aloha Bay

Eden Organics

Eden Foods

Frey Vineyards

Frey
Vineyards

Intelligent Nutrients

Intelligent
Nutrients