El glifosato produce malformaciones aun en dosis muy bajas

El glifosato produce malformaciones aun en dosis muy bajas

  • El glifosato produce malformaciones aun en dosis muy bajas
    Por La Capital.com.ar
    La Capital.com.ar, 14-04-09
    Derecho al Fuente
El glifosato que se utiliza para fumigar los sembradíos de soja produce malformaciones neuronales, intestinales y cardíacas en embriones, aun en dosis mucho más bajas que las utilizadas en la agricultura, afirma una investigación científica realizada en nuestro país.

Las denuncias de habitantes de zonas agrícolas y comunidades aborígenes sobre los efectos nocivos del glifosato se vieron sostenidas por el informe elaborado por el Laboratorio de Embriología Molecular del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, publicado ayer por el diario Página/12.

"Concentraciones ínfimas de glifosato, respecto de las usadas en agricultura, son capaces de producir efectos negativos en la morfología del embrión, sugiriendo la posibilidad de que se estén interfiriendo mecanismos normales del desarrollo embrionario", señala la investigación.

Trastornos. Con dosis hasta 1.500 veces inferiores a las utilizadas en las fumigaciones sojeras, se comprobaron trastornos intestinales y cardíacos, malformaciones y alteraciones neuronales.

El director del laboratorio, Andrés Carrasco, explicó que para la investigación se realizaron embriones anfibios ya que "debido a la conservación de los mecanismos que regulan el desarrollo embrionario de los vertebrados, los resultados son totalmente comparables con lo que sucedería con el desarrollo del embrión humano".

Carrasco, profesor de embriología, advirtió que "las anomalías mostradas por la investigación sugieren la necesidad de asumir una relación causal directa con la enorme variedad de observaciones clínicas conocidas, tanto oncológicas como de malformaciones reportadas en la casuística popular y en la médica".

Los científicos subrayaron en tanto la necesidad de limitar el uso del agrotóxico e investigar sus consecuencias a largo plazo.

La soja es el principal cultivo de la Argentina, con más de 17,5 millones de hectáreas sembradas.

El cultivo es eje además de una intensa disputa desde hace más de un año entre el gobierno y los empresarios agrícolas por el alza de los derechos de exportación de esta oleaginosa, que actualmente son del 35 por ciento. l (DPA) © La Capital.com.ar - Todos los derechos reservados